De niño a maestro

De ser uno de los niños héroes de 2005 a asumirse como maestro de las nuevas generaciones.

Héctor Moreno entiende que su rol y el del resto de los experimentados que sobreviven en la Selección Mexicana consiste en guiar a los nuevos talentos.

El futbolista vive el que probablemente sea su último proceso mundialista.

“Me tocó conocer a la mayoría de ellos en marzo, tienen muchísimo talento, es una generación que espero que podamos guiar, con los errores que hemos cometido nosotros que ya somos un poco más maduros.

“Poder ayudarlos para que no topen con pared como nosotros en algunas ocasiones, por malas decisiones, lo hemos hecho, y que únicamente se dediquen a jugar y puedan hacer las cosas que todo mundo quería hacer como lo es trascender con México”, dijo el defensa del Tricolor.

Moreno es parte de la camada llamada a hacer historia, de la mencionada generación dorada que para Andrés Guardado no cumplió con las expectativas.

En 2005, fue parte del Tri que conquistó el primer campeonato del mundo para una Selección Mexicana, la Sub 17, junto a elementos como Carlos Vela y Giovani dos Santos. Hoy tiene 31 años.

En la Copa Oro destacaron juveniles como Edson Álvarez, Uriel Antuna, Carlos Rodríguez, César Montes y Roberto Alvarado.

Leave a Reply