Cuesta formar

Horacio Sánchez, el mejor goleador que ha tenido Pumas en fuerzas básicas, dijo que en la actualidad hay más técnicos que se rigen con el libro bajo el brazo que formadores.

Desde que Horacio se enroló con los universitarios a los 13 años, relató que anotaba de dos a cuatro goles por partido, donde generalmente era asistido por Jaime Lozano, José Luis “Parejita” López o Nacho Flores Jr. Su mejor temporada fue previo a debutar en 1996, cuando anotó 32 tantos en las divisiones menores.

“Cada partido era de meter cuatro o cinco goles, mínimo tres. El Ingeniero (Guillermo) Aguilar Álvarez no preguntaba cuánto habíamos quedado, sino cuántos había metido. Lo que pienso que es que llegó mucha gente a entrenar, pero ya no son formadores. Incluso vienen extranjeros o de España y fue lo peor que le pudo haber pasado a Pumas”, detalló a Cancha.

“Ahora llega un entrenador y te dice cómo jugar, cómo pararte, ver a tus compañeros, pero no te enseña, no te da tips, ahora son un equipo del montón. Los delanteros son especialistas y los que tienen la experiencia te tienen que decir, ‘párate aquí, haz tal movimiento, la pelota tómala de ese modo'”.

Incluso señaló que se ha perdido la filosofía de salir a cansar al rival, la actitud de vender cara la derrota, de salir a sudar en serio la camiseta.

Leave a Reply