China para Rosberg

“Checo” lució, emocionó, por momentos brilló, pero no fue suficiente para meterse a los puntos en el GP de China.

El piloto tapatío finalizó en la posición 11 de la carrera en el Shanghai International Circuit, esto pese a haber dado una muy buena carrera, donde lució en la arrancada, dio buenas batallas y lució con algunos rebases, sin embargo, el rendimiento del VJM09, que se devora los neumáticos, lo dejó sin opción de puntos.

El mexicano partió séptimo y llegó a rodar cuarto en la primera parte de la carrera, que tuvo un accidentado inicio.

En la arrancada, Daniel Ricciardo superó a Nico Rosberg para tomar la punta, mientras atrás los autos de Ferrari se tocaron, provocando que Kimi Raikkonen ingresara temprano a los pits.

En la cuarta vuelta, el neumático trasero izquierdo de Ricciardo reventó, permitiendo que Rosberg retomara la punta, a la vez que el safety car ingresó debido a la suciedad que había en la pista.

Esto cambió de forma importante las estrategias de los equipos, y Force India tomó la decisión de ingresar a pits para colocar el compuesto blando nuevo.

Sin embargo sólo 10 vueltas le duro la goma a Pérez, y esto complicó de más la estrategia del equipo, que lo mandó a cerrar la carrera con el compuesto medio en las últimas 26 vueltas de la carrera.

Esto mermó por completo la carrera del mexicano, que para el final de la competencia era el auto más lento sobre la pista, producto de la elevadísima degradación de sus neumáticos.

El mexicano todavía tiene pendiente una revisión por parte de los comisarios de FIA, esto debido a que en la primera parada en pits, pudo haber sido liberado de manera peligrosa por parte del equipo.