Chaco era vital

Aunque sabe que no es irreemplazable, Tomás Boy, lamentó la baja de Christian Giménez, pues considera que el aporte del 10 celeste era crucial.

El mediocampista cementero será baja de cuatro a seis semanas por una fractura de pómulo, de la cual fue operado en días pasados.

“Los jugadores hacen lo que pueden, son únicos, nadie es irreemplazable, pero el aporte de “Chaco” era vital, sobre todo por los momentos que vivía el equipo, y sobre todo por que su experiencia y personalidad han sido un pivote.

“Un equipo de futbol no se hace de 11 jugadores, a veces necesitas de 14 o 15 jugadores, el ‘Chaco’ aceptó su rol y lo ha hecho de manera brillante, pero jugando en una zona diferente”, explicó Boy.

Sobre la acción en la cual Jefferson Duque, delantero de los rojinegros, le provoca la fractura a “Chaco”, el “Jefe” no cambió el discurso y la calificó como deliberada.

Además el estratega expresó su felicidad por ganarle a su ex equipo, por lo que justificó su polémico baile simulando un avión durante el festejo.

“No es un asunto planeado, tuve un desencuentro con la afición de Atlas y pues me dio gusto ganarles, esa es la verdad, me dio gusto ganarle al Atlas y la manera de expresarlo fue así.

“Sí es un golpe dado a propósito para impedir el movimiento, no es un golpe para lastimar, pero cuando tu pones el codo, se vuelve una arma dura”, concluyó Boy.