Celebran

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó hoy el Estadio Latinoamericano de La Habana en compañía de su homólogo anfitrión, Raúl Castro, para presenciar el partido de beisbol entre el equipo nacional y Tampa Bay.

Obama llegó al remozado Coloso del Cerro acompañado además de su esposa e hijas, así como de los cancilleres de ambos países, quienes se sumaron a los 55 mil aficionados que colmaron los graderíos.

El encuentro deportivo entre la selección nacional y el equipo de Tampa Bay de las Grandes Ligas se enmarca en la última actividad pública del visitante antes de concluir la histórica estancia en la isla.

El simbólico primer lanzamiento de la bola correspondió a dos cubanos, uno de ellos Pedro Luis Lazo de 42 años, máximo ganador en los campeonatos de la isla con 257.

El otro fue Luis Tiant de 75 años, único monticulista nacido en Cuba con más de 200 victorias (229) en las Grandes Ligas.

Se trata de la primera visita de un equipo de la también llamada Gran Carpa a territorio cubano desde que en 1999 los Orioles de Baltimore jugaron un partido de exhibición en la misma grama habanera, encuentro que ganaron los visitantes 3-2.

Obama cierra con esta actividad su estancia en Cuba, la primera de un jefe de Estado estadounidense en casi 90 años.