Cancha maldita

El Estadio AT&T de Dallas es una pesadilla para el Tri.

Ya son tres víctimas las que ha cobrado la casa de los Cowboys de Dallas cada que la Selección Nacional se planta en su cancha para disputar un duelo amistoso.

Luis Montes, Néstor Araujo y, ayer Héctor Moreno, terminaron con lesiones importantes tras pisar este terreno de juego.

Anoche y, tras realizar un despeje de rutina en el partido amistoso ante Ecuador, Moreno sufrió un desgarre en la pierna, que obligó a que Gerardo Martino lo retirara del terreno de juego.

Otro antecedente es el de Luis Montes, quien en un duelo amistoso, también ante Ecuador, en esta misma cancha y previo al Mundial de Brasil 2014, terminó con una fractura de tibia y peroné luego de un encontronazo con el mediocampista Segundo Castillo.

La mala suerte del estadio AT&T también persiguió a Néstor Araujo, que previo al Mundial de Rusia 2018, resultó con una lesión en el menisco de la rodilla izquierda, lesión de ligamento colateral medial y un edema patelar, tras bloquear un disparo del croata Ante Rebic.

“Sabemos que estos son arreglos que la Federación tiene con SUM, son acuerdos comerciales de jugar en estadios que no son de futbol, que son sintéticos, que son parchados. También Ecuador salió con un jugador lesionado y eso nos pasa factura”, dijo Guillermo Ochoa sobre la cancha del AT&T Stadium.

Leave a Reply