Bajó intensidad

El Monterrey tiene tres o cuatro partidos que no muestra el mismo rendimiento que al inicio del Clausura 2016, aceptó el mediocampista Walter Gargano, quien considera que ser líderes les está jugando en contra.

El uruguayo aseguró que los Rayados han dejado de jugar con la misma intensidad que en las primeras jornadas, cuando ganaron seis de sus primeros siete partidos.

“Hay momentos que se pasa por buenos juegos y hubo un momento que el equipo no jugó y cuando el equipo deja de jugar, no estamos acostumbrados a que nos ataquen y el tema de estar allá arriba, eso también creo que nos juega en contra”, comentó.

Los Rayados marchan como líderes generales con 24 puntos y están cerca de amarrar la clasificación a la Liguilla, por primera vez en los últimos dos torneos.

Sin embargo, al tener el objetivo al alcance, Gargano considera que les ha afectado en su rendimiento.

“Creo que no enfrentas el partido de la manera justa, con la intensidad que tiene que ser, con la que se tiene que enfrentar cada partido por más que estés cerca de clasificar”, comentó.

“Eso tiene que cambiar, porque cuando uno va a un partido tiene que ser de la misma forma, como si estuviera peleando por el torneo, cada partido al 100 y no lo estamos haciendo”.

Después de la derrota contra el Guadalajara, el director técnico Antonio Mohamed mencionó que veía a jugadores que no estaban rindiendo a su nivel.

Gargano comentó que en ningún equipo puede haber dos o más jugadores que dejen de sacrificarse, porque ponen en riesgo el resultado.

“Hoy en día no puede haber uno o dos, le pasó el otro día al Barcelona, cuando los tres de arriba dejan de sacrificarse o de jugar o de tener el balón, el Villarreal casi les gana y estaba 2-0”, dijo.

“Dices, ‘el Barcelona ganando 2-0 no puede perder nunca’, pero casi lo pierde. Va por el tema que uno trata de sacarse esos temas de la cabeza, pero eso te lo da la experiencia y esperemos que esto nos haya servido de experiencia”.

Por todo esto, el charrúa confía en que el receso por la fecha FIFA les dé tiempo para reflexionar y corregir sus fallas.

“Cae bien porque después de haber perdido un partido te da tiempo para trabajar, por más que hay cinco compañeros que se fueron a la Selección, es el momento de corregir y recargar energía porque hace tres o cuatro partidos que no tenemos el rendimiento que teníamos”, expresó.