Atendido en Boston

El legendario ex pelotero dominicano David Ortiz “Big Papi” ya llegó a Boston procedente de Santo Domingo y fue internado de inmediato en el Massachusetts General Hospital, donde será tratado de las graves heridas que sufrió el pasado domingo en su ciudad natal al recibir un disparo de bala.

Mientras se jugaba en el Fenway Park de Boston el partido entre los Medias Rojas, el ex equipo de “Big Papi” y los Vigilantes de Texas, en la undécima entrada se dio a conocer la llegada a Boston del avión ambulancia privado que le había puesto el equipo para que fuese trasladado desde el hospital, donde se encontraba en Santo Domingo.

La noche del domingo, Ortiz recibió un disparo de arma de fuego y la bala le penetró por la espalda y atravesó todo el abdomen que le afectó a varios órganos como el intestino grueso y el delgado, además de tenerle que extirpar la vesícula, lo que le permitió a los doctores llegar al hígado que también estaba afectado.

El doctor José Ángel González, que dirigió el equipo médico que operó a “Big Papi” durante más de seis horas, dijo que el ex pelotero podría recuperarse con normalidad y que en principio no consideraba que fuese a tener graves secuelas.

Como se esperaba a su llegada a Boston, el hermetismo médico es completo tanto por parte del centro hospitalario en el que fue ingresado y al que llegó en una ambulancia escoltada por la policía, sin que los periodistas pudiesen traspasar un perímetro que fue establecido por la fuerza pública.

Mientras, los Medias Rojas, a través del presidente de operaciones, Dave Dombrowski, reiteró que lo único importante ahora era que Ortiz pudiese tener el mejor cuidado médico para que se recuperase lo antes posible y pusiese estar de nuevo con todos en el Fenway Park.

Antes del partido de los Medias Rojas contra los Vigilantes, que al final perdieron en 11 entradas por 3-4, en el Fenway Park, el equipo rindió homenaje a Ortiz con un mensaje en el marcador.

A la derecha de una imagen del retirado número 34 que visitó Ortiz como pelotero de los Medias Rojas se podía leer: “Enviamos nuestro amor a David Ortiz”.

Ortiz, de 43 años, conectó 541 jonrones en su carrera y llevó a los Medias Rojas a los campeonatos de la Serie Mundial en 2004, 2007 y 2013, antes de retirarse al finalizar la temporada 2016.

El legendario pelotero dominicano fue nombrado Jugador Más Valioso (MVP) del Clásico de Otoño 2013.

Leave a Reply