Al estilo Barcelona

En la víspera de su primer juego a matar o morir, Gerardo Martino comenzó la práctica con rondos.

Un detalle que podría parecer lúdico, pero que no lo es tanto. Algo absorbió el “Tata” en sus difíciles días con el Barcelona, club que se especializa en lo que es más una técnica que un ejercicio recreativo.

Eso se confirmó hoy, a un día de que México juegue los Cuartos de Final contra Costa Rica en la Copa Oro. El auxiliar técnico no paraba de dar voces. “¡Agilidad mental!”, clamaba Sergio Giovagnoli.

Los 20 jugadores estaban en círculo, y cada cuatro de ellos portaban una casaca de distinto color.

“No podemos tocar a quien tenga playera del mismo color. Agilidad mental”, repetía.
De esa forma, los jugadores no solo tenían que concentrarse en pasar la pelota, sino también en hacerlo con sentido dada la reducción de posibilidades, mientras tres elementos trataban de robar el esférico.
En una entrevista con El País, el español Xavi Hernández exigía estimular la creatividad del jugador.

“¡Con rondos! La gente todavía piensa que el rondo es para disfrutar. ¡No! El rondo es un ejercicio increíble: las dos piernas, mirar a tu segunda línea, meter el pase por dentro, atraer, atraer y cuando viene el defensa, pum, das el pase al otro lado No se agota. Es un ejercicio que permite un desarrollo infinito. Por ejemplo: siete contra dos, cinco contra dos (que ya es más difícil encontrar la solución). Un nueve contra dos es más lúdico. O puedes hacer un rondo grande con tres en medio: dos que te aprietan y uno que hace la cobertura por detrás, ya tienes que ver dónde está el espacio, por dónde puedo pasar el balón… Te obliga a mirar qué pasa a tu alrededor, dónde está el hombre libre. En el Barça entendemos el fútbol como espacio-tiempo. ¿Quién lo domina? Busquets, Messi, Iniesta: son maestros del espacio-tiempo. Siempre saben qué hacer, si están solos o rodeados”, comentó.

En un segundo ejercicio en la calurosa mañana en Houston (31 grados centígrados y 70 por ciento de humedad), los 20 futbolistas ya podían tocar la pelota con cualquier compañero, pero además tenían que pasar de mano en mano un segundo balón, lo que exigía, además de la agilidad mental, una coordinación tremenda. Así terminaron los 15 minutos de práctica abierta a la prensa. Martino comenzó con rondos. Ahora le toca afinar detalles para el duelo por el pase a la Semifinal de la Copa Oro.

Leave a Reply