A olvidarse de festejos

En horario poco habitual, Diablos Rojos y Tiburones vuelven a la parte oscura de su presente.

A media semana, Toluca aseguró el liderato de su grupo en la Copa Libertadores y Veracruz obtuvo el título de la Copa MX, pero ambos se enfrentan esta tarde tratando de salir de las últimas posiciones.

Las bondades del sistema de competencia permiten que los choriceros estén vivos a pesar de tener sólo dos triunfos en lo que va de la temporada, mientras que los escualos tienen un panorama más complicado, pero aún no están matemáticamente eliminados.

El cuadro escarlata no quiere conformarse con los buenos resultados en el certamen de Conmebol y quiere mantenerse dentro del pelotón que luche por la clasificación a la Liguilla, pero para eso necesita romper la sequía que lo ha acompañado en los últimos tres duelos, los cuales terminaron con empates sin goles y que los tienen con 13 puntos, a cinco del octavo lugar.

El DT José Cardozo también deberá ingeniárselas para armar un cuadro competitivo, pues además de las bajas por lesión, le dará descanso a algunos elementos que no han parado desde que comenzó la doble actividad.