A mantener el paso

Las Chivas vencieron a los campeones Tigres, pero Tomás Boy sabe que una golondrina no hace el verano.

“La regularidad es el desafío del trabajo, un resultado no sirve, necesitamos cuatro, cinco, seis o siete resultados muy buenos para decir que estamos saliendo de los lugares malos y que hay una mejoría sustancial”, declaró Boy.

“Mi equipo necesita apegarse más a su realidad en el sentido de dónde está parado”.

El técnico rojiblanco entiende la exigencia del club y los aficionados, pero tiene claros sus objetivos.

“Mi misión es hacer jugar bien al equipo, tener buenos resultados, conseguir la Liguilla y buscar el campeonato, pero no soy nadie para decirles (a los aficionados) cómo deben conducirse, yo entiendo las necesidades como aficionado, pero no es mi misión y no puedo decirles nada”, dijo el estratega.

Boy destacó la personalidad de algunos de sus jugadores desde la pretemporada y señaló que eso les ha hecho ganarse un lugar en el once titular.

“Los jugadores se midieron contra adversarios muy calificados y ahí mismo hacen su evaluación: no son tan fieras o puede que sí. El jugador va entendiendo su fuerza y en la medida que crece su fuerza, crece su personalidad. En este equipo hay que creérsela, el jugador tiene que creérsela. Son muy buenos, la verdad”, comentó.

El Rebaño entrenará hoy a puerta cerrada y mañana viajará a Puebla para su partido de Liga del viernes.

Leave a Reply