A los resultados se remite

Tras el tercer lugar en el Gran Premio de Azerbaiyán, Sergio Pérez tiene el objetivo de que su nombre siga sonando para tomar una oportunidad en un equipo de los llamados grandes.

Después de las palabras de Helmut Marko, consejero de Red Bull, sobre que el tapatío no tendría espacio en la escudería austriaca pues ellos por tradición solamente trabajan con pilotos provenientes de su plantel, son dos equipo los que podrían entrar como opción, Ferrari y Mercedes.

“Los resultados están en la mesa. Hay tanto de lo que puedo hablar y decir, pero los resultados hablan por sí solos”, expresó el piloto de Force India a la cadena Fox Sports Latinoamérica.

“No es un resultado, no es una carrera, son muchos años demostrando que busco esa oportunidad, que la merezco”.

Pérez destacó que hasta ahora la única puerta que se ha abierto en Ferrari o Mercedes fue el espacio que dejó vacante Nico Rosberg con su salida antes de la temporada 2017.

Pero, al estar ligado a la Ferrari Driver Academy, Checo también contaba con la posibilidad de llegar a la Scuderia hace cuatro años. Al final formó parte de la escudería de Woking, Mclaren, en una temporada para el olvido.

“La relación Ferrari siempre ha sido buena y hemos mantenido una relación de muchos años. A F1 llegue gracias a ellos porque me apoyaron”, expresó Pérez quien aún mantiene las esperanzas de tomar el asiento de Kimi Raikkonen, de quien se rumora podría estar en su última campaña.

Leave a Reply