A intentar levantar

Los Tigres ya hicieron la tarea de meterse a la Final de la Concachampions y esta noche les espera un duro examen en Liga.

Tras cuatro partidos sin ganar, los felinos esperan que no haya quinto malo, al visitar a partir de las 20:06 al Pachuca, que marcha invicto en el Estadio Hidalgo, con cuatro victorias y un empate.

Los Tuzos marchan en tercer lugar, son el mejor ataque con 26 goles anotados y cuentan con la mejor defensa al recibir apenas 12 tantos.

Si el equipo de Ricardo Ferretti tiene en André-Pierre Gignac a su principal esperanza de triunfo, los hidalguenses cuentan con tres grandes prospectos del futbol mexicano, como Hirving Lozano, Érick Gutiérrez y Rodolfo Pizarro, apuntalados por la experiencia de los argentinos Franco Jara y Rubén Botta.

El francés despertó con gol ante Atlas en la jornada pasada y doblete contra Gallos en la Semifinal de Concacaf, pero a Tigres le urge que los demás también anoten.

Gignac ocupará ayuda para superar a la pareja de centrales que forman dos torres, el estadounidense Omar González (1.96) y el colombiano Óscar Murillo (1.83).

Clave será lo que puedan aportar por las bandas Javier Aquino contra Stefan Medina y Jurgen Damm ante Emanuel García, así com la conexión que pueda haber con Rafael Sobis como enganche.

El duelo será doblemente especial para Damm, pues se trata de su partido 100 en Primera División y la primera vez que juega en el Estadio Hidalgo, donde se proyectó como futbolista.

Ya las lesiones dejaron de ser pretexto para no conseguir el triunfo, pues sólo queda fuera de circulación Iván Estrada, luego de que José Rivas ya se recuperó de la contusión en la rodilla derecha.