A exprimir

Pablo César Cano sabe que se ganó en buena lid el chance de título mundial.

El púgil mexicano sorprendió a todos el fin de semana al noquear en la Gran Manzana, en el primer asalto, al ex campeón mundial Jorge Linares, victoria que lo colocaría en la función del 4 de mayo que estelarizará el tapatío Saúl “Canelo” Álvarez ante Daniel Jacobs.

Golden Boy Promotions tiene considerado a Cano para ir por un cetro del orbe en esa función, que, todo indica, será en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

“Muchos pensaron que me ganarían, no creían que podía ganar”, expresó el nacional de 29 años de edad. “Antes del pesaje me preguntaban de la estrategia, la gente estaba incrédula, pensaban que no era un digno rival y dije que el viernes (día de la pelea) se lo iba a demostrar”.

Cano ya sabe lo que es ser monarca del orbe, pues en 2012 se coronó campeón interino Superligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) al derrotar en Cancún a Johan Pérez. A la siguiente pelea, contra Paul Malignaggi, dejó el fajín en una división dividida.

“Me gané ese chance y vamos a aprovecharlo. Soy joven, tengo 29 años, y he enfrentado a peleadores de mucha experiencia”, apuntó.

Pablo presume una marca profesional de 32-7-1, 22 KO’s. Tras perder dos pleitos en 2017, el nacional sumó un triunfo en 2018, ante Ruslan Madiev, y ahora acaba de dar el campanazo ante Linares.

Leave a Reply