A cepillarlos

Oribe Peralta tiene que pasar sobre su gran amor Santos si quiere ser finalista de Liga e incrementar el debate sobre su convocatoria al Mundial.

El hijo pródigo de Torreón encabeza a las Águilas en el Estadio Corona, en la Semifinal de ida del Clausura 2018.

Así como La Partida (municipio del que es oriundo) lo acogió como un héroe tras la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, en La Comarca Lagunera su historia ha sido de amor y odio desde que es azulcrema: lo mismo le han lanzado billetes falsos que le han aplaudido por besar el césped al marcar su gol 150.

Albiverde desde la cuna, a Peralta no le hacen ruido las críticas por su baja productividad goleadora ni las dudas sobre su llamado a Rusia, más allá de que tiene claro cómo sería su verano ideal.

“América campeón y México campeón del mundo. Se requiere actitud y pasión, a final de cuentas poniendo eso, con el futbol hay, se pueden conseguir muchas cosas”, dijo a Cancha el delantero del América en un evento de Head&Shoulders.

“Eso no es cuestión mía (alimentar el debate en el Tricolor), trato de hacer lo que me toca y si estoy en el Mundial lo disfrutaré mucho”.

No es la primera vez que Oribe tiene que echar a Santos en Semifinales; lo consiguió hace un par de años, en la Semifinal de la Concacaf Liga de Campeones.

Pero el “Cepillo” actual es el menos efectivo de los últimos siete años. Cuando renovó por dos años con el club, a principios de año, nadie imaginó que viviría un torneo tan pobre en cuanto a goles, apenas tres, aunque insista en que incide más en la elaboración.

El América lo blinda. Ya lo hicieron Miguel Herrera y Agustín Marchesín, otro ex de Santos, quien lo saca al tema cada que puede. La historia es similar a la de Juegos Olímpicos cuando el Tri lo respaldó pese a los cuestionamientos, con la diferencia de que el futbolista tiene seis años más, 34.

“Es mucho fácil revertir una racha negativa si tienes la actitud positiva de hacerlo. A final de cuentas los momentos malos siempre van a existir, pero si sigues caminando van a quedar atrás”, piensa el futbolista.

Además del también llamado “Hermoso”, el once de las Águilas lo integran Agustín Marchesín, Paul Aguilar, Edson Álvarez, Bruno Valdez, Carlos Vargas, Guido Rodríguez, Matheus Uribe, Jérémy Ménez, Cecilio Domínguez y Renato Ibarra.

Leave a Reply