Estratega Deportivo » A 30 años

A 30 años

El próximo sábado, Blue Demon Jr. expondrá su máscara ante la cabellera de Dr. Wagner en la Ciudad de México.

Su incógnita estará en juego, como la estuvo un día como hoy, pero de hace 30 años, la de su padre, quien el 30 de julio de 1989, salvó su máscara al vencer a su retador y también leyenda, Rayo de Jalisco.

La Plaza de Toros Monumental Monterrey, llena con más de 13 mil personas, y otros millares afuera, fue el escenario en donde ambos luchadores protagonizaron una de las últimas luchas de apuestas entre dos verdaderas leyendas del pancracio mexicano.

Compañeros de mil batallas y hasta en el cine, este duelo se originó porque el Rayo ofendió a Blue mientras recibía un homenaje en la misma Plaza de Toros, un 9 de julio de ese año, cuando el “Manotas” fue homenajeado incluso ante la presencia del entonces Alcalde de Monterrey, Sócrates Rizo, lo cual hizo enojar al Rayo.

“Yo tengo más méritos que él para que me hagan homenajes”, dijo enfurecido el Rayo, “y te lo demuestro donde quieras”.

Después molesto rompió un pergamino que le habían dado al gladiador regio y pateó un arreglo floral.

Eso provocó la furia de Demon y los presentes y se lanzaron los retos, por lo que al día siguiente en las instalaciones de la Comisión de Box y Lucha de Monterrey se firmó el contrato, pactándose la lucha de apuestas para el 30 de julio.

“El Rayo estaba muy molesto y retó a Demon. Ya en la lucha fue algo poco visto, 13 mil personas y miles que se quedaron afuera porque dos días antes se agotó el boletaje”, recordó el promotor de aquella función, Carlos Elizondo.

Cabe mencionar que ese mismo día del berrinche del Rayo, el luchador tapatío apostó su máscara ante Scorpio, a quien le quitó la cabellera. Eran tiempos de llenos en la famosa Monumental.

Pese a la edad de luchadores, Demon 67 años, y Rayo, 56, la expectativa por la lucha fue alta. Como dice Elizondo, si hubiera existido las redes sociales quizá el impacto hubiera sido aun mayor de lo que fue, como ahora está pasando de forma mediática entre Demon Jr. y Wagner Jr.

“Me siento presionado, me siento nervioso; es normal, pero me siento en muy buena forma física y mentalizado al ciento par ciento para lo bueno y para lo malo”, comentó Demon Jr. respecto a su lucha del próximo sábado, nervios que sin duda su padre también sintió hace tres décadas.

Sin embargo el “Tosco” salió avante. Perdió la primera caída, pero su técnica lo sacó adelante y ganó la segunda con doble castigo a los brazos y la definitiva con una cerrajera para vencer al Rayo, quien dijo llamarse Maximino Linares y ser originario de la Ciudad de México.

Ese día los luchadores tuvieron de seconds al maestro Rolando Vera y Luis Vázquez (Mr. Lince), así como a sus respectivos hijos luchadores.

Después de esta lucha, Demon todavía quitó otra máscara importante, el 27 de agosto de ese mismo año, a El Matemático, en el mismo lugar. En esa batalla Vázquez y Vera, maestro de Blue, fueron seconds del luchador regio, pero esa es otra historia.

Han pasado ya tres décadas de esa lucha de Demon y Rayo y sigue siendo recordada, como seguramente pasará a la historia la del próximo sábado entre Demon Jr. y Wagner Jr., aunque los tiempos y la lucha ya son muy distintos a aquella época.

Leave a Reply